Zona de estudio compartida por dos hermanas, con una superficie de 250 cm de largo. Bajo la mesa se dejó el espacio libre, sin cajoneras, para poder mover mejor las sillas.

 

– Tapa de escritorio de 250 x 53 cm, que se apoya sobre un módulo de la estantería, y sobre un costado abierto, de 50 x 74 cm.